Rance 1795

Desde el siglo XVII, la Casa Rance , con sede en Grasse, era conocida por su maestría única en la fabricación de guantes perfumados. La habilidad de dominar las técnicas de los Gantiers-Parfumeros, pronto evolucionó hacia el arte de la destilación y la mezcla de esencias. A partir de este legado, en 1795 François Rance estableció su laboratorio de Perfumería – Destilador.

Nombrado proveedor oficial de la Corte Imperial Francesa y perfumista favorito de Napoleón, François Rance revolucionó el arte de la perfumería creando fragancias de excelencia intemporal. Las generaciones siguientes de la familia Rance han seguido desarrollando fragancias innovadoras y gemas de perfumería para figuras ilustres de su época.

En 1902, gracias a Alexandre Rance la compañía se trasladó a Milán, iniciando una nueva era para la Maison. El legado de Rance 1795 se encuentra ahora en la sede histórica de Milán, en un Museo permanente que reúne los productos antiguos de Rance , parte de los archivos, y la colección Rance de objetos de arte de la perfumería.

En la actualidad, la séptima generación continúa con la artesanía tradicional de la familia Rance , inspirada en recetas antiguas, ingredientes naturales seleccionados, pasión, investigación y creatividad. Producen fragancias contemporáneas icónicas que hacen que Rance 1795 sea cada vez más único.

Mostrando todos los resultados 4