Comporta – Dona Bia

120

Especiado, elegante, calido | Oriental Especiado

Dona Bia evoca los diferentes aromas que sobrevuelan en el ambiente de los restaurantes de Comporta.

Notas de salida: Café, menta, barrica.

Notas de corazón: Especies, madera, acordes de lentisco verde.

Notas de fondo: Ámbar, incienso.

Nariz: Beatrice Aguilar

Limpiar
Comparador de perfumes
SKU: N/D Categoría: Etiquetas: , , , ,

Descripción

Dona  Bia

Dona Bia de Comporta es un perfume intenso, caliente, con olor a café y especias, que nos remite  a las largas cenas con amigos en uno de los  restaurantes del pueblo (Dona Bia es, por cierto, el nombre de un restaurante de Comporta). Casualidades de la vida, su autora se llama Beatriz y Dona Bia, es Doña Bea en portugués. Tiene un toque muy especial de entrada porque llega con notas de salida de café y lías de vino (muy poco úsales en perfumería), además de la menta. En el corazón, acorde de lentisco verde y en el fondo: ámbar e incienso.

El sonido de la felicidad. Así es como siempre experimento este sonido. La cubertería que raspa los platos hasta que termina la comida, el molinillo de café en el fondo, las conversaciones que no se preocupan por su tono, el vino que se desliza de los vasos casualmente, la madera de las mesas. Este sonido de felicidad canta en voz alta en el restaurante Dona Bia, en el camino que lleva a la playa, donde el mar abraza el bosque de pinos. Y es en la mezcla olfativa de pino y vino, madera y café, menta y pimienta negra que descubro este pequeño lugar en el Alentejo. Olor de gente y felicidad, olor a cierto Comporta.

Ljubomir Stanisic, Chef

Comporta - Dona Bia

Información adicional

Tamaño

Eau de Parfum 100ml

Familia olfativa

Oriental

Genero

Hombre y Mujer

Perfumista

Daniel Josier

Origen

Portugal

Año

2017

Perfumista

Comporta - Beatrice Aguilar

De nacionalidad franco-española y con una belleza muy relajada, Beatrice posee algo que la mayoría no tiene: una nariz privilegiada. Desde la infancia, exploraba el mundo a través de sus olores de tal modo que terminó convirtiéndose en perfumista. Dicha sensibilidad, unida a la pasión por otras artes plásticas, ha hecho que su último proyecto, Scent on Canvas, sea tan sutil como ella.

Beatrice Aguilar vive en Barcelona y es directora de Scent on Canvas. Domina la parte olfativa y siente curiosidad por la visual e imaginativa. Por eso, ha tendido puentes con otros creadores (María Torrontegui, María Coluccelli, Jodri Trullas, Tano Pisano y Mariona Esteba) para, inspirándose en uno de sus perfumes, diseñar un grabado que lo envuelve. La caja, en este caso, se despliega y convierte en otra obra de arte, firmada y numerada.